CAOS en el Patronato de Turismo


Rafael Suescu, responsable del Patronato de Turismo

Rafael Suescun, responsable del Patronato de Turismo

L´ARGILAGA ha tenido acceso al durísimo informe de 7 páginas del Secretario del Ayuntamiento de Peñíscola sobre el funcionamiento del Patronato Municipal de Turismo. El informe acaba solicitando la disolución del organismo autónomo.

Según el informe, datado el pasado 11 de septiembre, firmado por el actual secretario de la Corporación, Alberto Arnau Esteller, “se propone la disolución del Patronato Municipal de Turismo de Peñíscola y su sucesión de éste por la concejalía de Turismo del ayuntamiento, con el fin de evitar disfunciones y duplicidades y maximizar la eficacia en el control de legalidad de la actuación administrativa municipal.”

Al margen de la ley

El informe pasa a desgranar una larga serie de cambios en la legislación aplicable a este organismo autónomo desde su creación 1993 que lo sitúan en la actualidad en el terreno de la ilegalidad. Por ejemplo, la ley exige que debe existir un Consejo Rector formado por concejales, lo que contradice el artículo 10 de los Estatutos del Patronato. Un hecho gravísimo es que el Patronato necesita un titular del máximo órgano de dirección, que además debe ser de la categoría de funcionario de grupo A1 (equivalente a licenciado), no pudiendo ser personal laboral ni tampoco personal eventual (puestos a dedo por el alcalde como en el caso de los dos últimos gerentes), como está considerado en el Catálogo de Puestos del Patronato.

El informe pone el dedo en la llaga al señalar que en la actualidad “se incumple esta disposición ya que el Patronato no cuenta con ningún profesional titulado que asuma las funciones del órgano de dirección, siendo algunas de dichas funciones de gran importancia, como el control de la facturas presentadas al Patronato, la vigilancia de la ausencia de fraccionamiento de contratos, la supervisión de la solvencia de las empresas invitadas para la selección de empresas adjudicatarias, la formalización de contratos administrativos o el control de la justificación de las subvenciones concedidas.”

En cuanto al control sobre este organismo, el secretario señala al propio alcalde como responsable. “Este control consiste en la comprobación por parte de la concejalía del grado de cumplimiento de los objetivos del Patronato y la adecuado utilización de los recursos asignados, que en el caso del Patronato Municipal de turismo (…) debería efectuar el propio Alcalde.”

Casi dos décadas sin control de intervención
El informe denuncia que los medios existentes imposibilitan materialmente el control de intervención. Además, señala, que el Interventor del Patronato ya en la sesión de 13 de marzo de 1995 “advirtió la falta de medios para ejercer el control de legalidad financiera, sin que desde la fecha se hayan aumentado los medios”. Esta situación de falta de control material por parte de intervención se ha prolongado hasta la fecha, prácticamente desde su fundación, sin los responsables municipales que han ido pasado por el Ayuntamiento hayan tomado las medidas oportunas. La dejación de la responsabilidad de control ha abierto la puerta a una multitud de irregularidades como las que sigue enumerando el informe.

(Lee el artículo completo en L´ARGILAGA nº 10, ya en todos los kioscos)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s